Descanso activo

descanso-activo

Todos sabemos la importancia de una buena recuperación y de tomar días de descanso. ¿Y si os dijera que hay una manera mejor y más rápida de recuperar nuestros músculos después de una sesión de entrenamiento? Os presentamos, el descanso activo.

Puede parecer algo paradójico, ya que durante muchos años, la única forma sabida para recuperarse de las duras sesiones de entrenamiento era descansar, justo lo contrario que ahora. La desinformación del mundo del fitness ha llevado a aceptar generalmente la idea de que la actividad física y el descanso son polos opuestos, pero no lo son.

Algunas de las frases que más se pueden oír en una sala de pesas son: “Los músculos crecen cuando descansas“, “Tienes que tomarte días de descanso para poder mejorar” etc. Si bien no es del todo equivocada la idea y efectivamente recuperaremos sin movernos del sofá, con el descanso activo podemos ayudar a nuestro cuerpo a acelerar ese proceso.

El truco está en escoger los ejercicios adecuados para nuestros días de descanso, y aquí es donde el descanso activo entra en la ecuación.

¿Qué es el descanso activo?

La descripción en un diccionario podría ser “Un entrenamiento a más baja intensidad de la habitual”. En una sesión de recuperación activa bajaremos la intensidad y el volumen incluso podemos cambiar de actividad.

Es muy importante tener en cuenta la forma física de la persona a la hora de escoger un tipo de descanso activo. Para un corredor de maratones, hacer footing a bajo ritmo no va a tener ningún impacto negativo a la hora de mantener la intensidad en sus días de entrenamiento, de hecho, puede que le ayude a mejorar. En cambio a una persona en baja forma que ha empezado hace poco con una vida sana y el ejercicio, cualquier cosa que vaya más allá de caminar durante unos minutos puede parecer un entreno duro. Por esto es importante tener en cuenta nuestro nivel de forma.

Como norma general, podremos calificar un ejercicio como descanso activo cuando nos sentimos mejor después del ejercicio comparando con el inicio del mismo.

¿Es beneficioso el descanso activo?

El descanso activo tiene muchas ventajas sobre el descanso pasivo. Algunos creen el descanso activo ayuda a nuestro cuerpo a exprimir las virtudes metabólicas de nuestro cuerpo y mejorar la recuperación, mientras uqe otros creen que el descanso activo está idealizado y que el descanso activo se suma a nuestra carga de trabajo pudiendo provocar un estrés. Éstos últimos dicen que al ser un entreno tan ligero no interfiere en el proceso de recuperación, pero que tampoco lo ayuda.

Sea cual sea el mecanismo correcto, mucha gente ve resultados positivos al incluir el descanso activo en sus rutinas. Mucha gente habla de las mejoras psicológicas, ya que tienden a sentirse mejor al entrenar a diario. Recordemos que uno de los beneficios de el ejercicio es mejorar nuestro humor.

Otro punto a favor es que mucha gente suele seguir mejor su dieta si no se tienen días off.

Y por último, es también beneficioso esas calorías extra que quemaremos en los días de descanso activo, con la consiguiente mejora en nuestra composición corporal a la larga.

5 ideas para tus días de descanso activo

Hay unas cuantas formas de entrenamiento adecuadas para la mayoría de usuarios en sus días de descanso.

    1. Caminar – uno de los mejores para la mayoría. El tiempo y la distancia que debes caminar debe adecuarse a tu nivel de forma física.
    2. Pesas con baja carga – Realizar el ejercicio que te ha dado agujetas con un peso más liviano es lo mejor que podemos hacer para recuperarnos. Una o dos series con un 60% del peso que utilizamos normalmente sin llegar al fallo es suficiente.
    3. Natación – sin pasarse, ya que la natación puede ser muy demandante muscularmente hablando. Una sesión de natación nos asegura activar nuestros músculos sin presión añadida sobre nuestras articulaciones.
    4. Yoga – el trabajo de movilidad mejora nuestro proceso de recuperación. Una de las formas más seguras para nuestro descanso activo.
    5. Ciclo indoor –  especialmente si queremos recuperarnos de sesiones duras, rodar a baja carga llenará nuestros músculos de sangre y les aportará nutrientes para su recuperación.

El descanso activo puede ser beneficioso para deportistas de todas las edades y actividades. A qué esperas para mejorar tus periodos de recuperación?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.